Recorridos por Vizcaya

San Pedro de Atxarre

El mirador de Urdaibai

Nos encontramos junto a uno de los laboratorios naturales más importantes de toda la cornisa cantábrica. Urdaibai fue declarado por la UNESCO en 1984 Reserva de la Biosfera, albergando una de las zonas húmedas más interesantes de Europa y un lugar idóneo para la observación de aves y plantas acuáticas.

Proponemos ascender desde la playa de Laida andando o en bici a San Pedro de Atxarre, atalaya inmejorable del estuario. En el entorno la naturaleza salvaje se desborda en bosques de encinas y madroños, conformando junto con los montes de los alrededores una impenetrable selva de encinar cantábrico.

Acceso

Tenéis la posibilidad de llegar hasta la playa de Laida en la compañía de Autobuses Vascongados que une Bilbo y Gernika con Elantxobe y Lekeitio.

Una manera muy pintoresca de acceder a esta playa es en la embarcación que parte desde Sukarrieta (Pedernales) y Mundaka, cruzando la ría de Gernika. Esta opción sólo es realizable en verano.

Una alternativa es partir de Akorda ­el recorrido es más corto­, barrio al que se llega por Ibarrangelua.

Recorrido

Partimos desde la playa de Laida con su fisonomía cambiante según la marea se encuentre alta o baja. Por detrás y a la izquierda de la urbanización que se encuentra encaramada al monte, junto a la carretera, parte un camino que asciende bruscamente hasta la aldea de Gametxo Goikoa. Si preferís podéis seguir por la carretera hasta el barrio de Akorda, pero nos gusta más un trayecto que os pasamos a detallar.

Antes de acceder a Gametxo, junto a la carretera de subida nos habremos fijado en dos caseríos derruidos, uno de ellos tiene una puerta con arco apuntado al estilo gótico. Un poco más abajo de este caserío (conforme subimos a la izquierda) sale un camino que bordea a media ladera la mar, entre prados y pinos, guardando la altura suficiente para conseguir unas bonitas vistas de la desembocadura de la ría de Gernika, Mundaka, Bermeo, cabo Matxitxako e isla de Izaro.

El recorrido en descenso llega a una pequeña escombrera, proseguir el camino ascendente, contemplando la playa de Laga y la mole rocosa de Ogoño.

WINDOWS: Pulse botón derecho mas ratón para aumentar la imagen.

MAC: Pulse tecla comando + ratón para aumentar la imagen.

La pista, que va girando hacia el interior, pronto llega a dos caseríos de interesante porte, pioneros del barrio de Akorda, lugar donde comienza la excursión de los "alperras" (vagos) que no les gustan las cuestas.

Desde Akorda caminamos unos metros por la carretera hasta una Cruz junto a una gran caravana, son las pautas que nos indican el sendero a seguir por entre campas.

Al final del sendero tomamos el camino carretil por la derecha, señalizado por la Federación de Montaña en rojo y blanco, marcas que indican la ruta que realiza la GR-123, Vuelta a Bizkaia.

En una pronunciada curva tomamos el sendero de la derecha. A pocos metros nos encontramos junto a un banco a la sombra de tres grandes castaños, conocido por "Hirugaztañeta".

Más adelante, sin desviarnos, llegamos a un paraje con otro topónimo muy interesante: Dantzaleku. Los lugareños cuentan que aquí se celebraban los akelarres de la zona. No sabemos si realmente será cierto, lo que sí es verdad es que el lugar es propicio para ello.

Dantzaleku se ubica junto a una encrucijada de caminos. Un letrero de madera de la Federación Vasca de Montaña señala los tiempos y direcciones para ir a Kanala, Ogoño y San Pedro de Atxarre.

Los que estéis realizando el paseo en BTT podéis dejar la bici en este lugar y subir hasta San Pedro andando.

Cogemos directamente el sendero que asciende por entre un bosque típico de "encinar cantábrico", donde la encina y el madroño predominan.

El final de la cuesta acaba en unas escaleras artificiales y un letrero nos recibe: "Ermita de San Pedro de Atxarre, siglo XV, altitud 310 m, VI-MCMLXVI"

Un poco más arriba la ermita, en verdadera situación ruinosa. Antaño se celebraban romerías desde Ibarrangelu y Akorda. El día de San Gregorio repartían sal disuelta en agua bendita para bendecir las cruces de laurel y avellano que se colocaban en las huertas para proteger la cosecha.

Desde aquí obtendremos una de las más bellas panorámicas de todo el entorno, cayendo en desplome a la ría de Gernika. Lugar idóneo para almorzar.

Retornamos hasta Dantzaleku. Ahora hay dos opciones:

Los valientes que subieron andando desde Laida se encaminarán dirección a Kanala, señalado en el letrero a 25 minutos, descendiendo por un sendero entre pinos, argomas y madroños, que accede a unos caseríos y alcanza la carretera que por la derecha nos lleva a Laida.

Los que partimos desde Akorda y los de las bicis cogemos la primera pista a la izquierda, descendiendo hasta el fondo del barranco, tomando posteriormente el camino de la derecha que nos lleva al núcleo central de Akorda.

 La Reserva de Urdaibai

Estamos exactamente junto a uno de los laboratorios naturales más importantes de Euskal Herria y de toda la cornisa Cantábrica. El valle de Urdaibai fue declarado en 1.984 por la UNESCO, Reserva de la Biosfera y alberga una de las zonas húmedas más interesantes de Europa, siendo un lugar idóneo para la observación de aves y plantas acuáticas.

Los espacios húmedos en Euskadi han sido despreciados durante años por las instituciones que no han reparado de la importancia de estos parajes, para algunos inhóspitos, que sirven a una gran variedad de especies animales y plantas para vivir, alimentarse y criar. Además son zonas con una alta diversidad biológica, hacen de estos espacios un escelente lugar para la invernada de aves migratorias. Las explotaciones turísticas e industriales hacen que muchos de estos ecosistemas hayan sido dañados irreparablemente.

La reserva de Urdaibai, que se circunscribe geográficamente al valle de Gernika y la desembocadura que nos ofrece su ría, es la zona húmeda más importante de Euskal Herria y junto a Santoña (Cantanbria), la más importante del Cantábrico.

La diversidad paisajística que nos ofrece el entorno de la ría de Gernika, permite el asentamiento de numerosas aves, zonas de arenales, pantanosa y marisma, campiña, encinar cantábrico...

Además de su valor netamente ecológico, la ría de Gernika nos ofrece unos de los paisajes naturales más impresionantes de Euskal Herria y sólo por ello merece preservarla como reserva natural.

Datos útiles

Tiempo: Un recorrido de media jornada, pensar en 2.30 h; desde Akorda 1.30 h.

Distancia: 8 km desde Laida; 4,5 km desde Akorda.

Dificultad: Excursión completa, dificultad media; desde Akorda paseo fácil.

Otras actividades: Todo tipo de deportes acuáticos en las playas de Laida y Laga. Observación de aves según las épocas en la Reserva de Urdaibai (intentar que os coincida en marea baja).

Si realiza el recorrido en bicicleta

Dificultad: Es un recorrido donde podremos demostrar nuestras habilidades pero que, al ser sumamente corto, nos posibilitará el realizarlas con tranquilidad. La cuesta de subida aunque con buen firme es de órdago.

Ciclable: 90%

Dificultad: Iniciación media

Tiempo: 1.30 h.